Noticias

TOOYOUNGTOWEDSegún el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en Asia meridional casi la mitad de las jóvenes y en África subsahariana más de un tercio de las jóvenes se casan antes de cumplir 18 años. Los 10 países con los índices más altos de matrimonios infantiles son: Níger, 75%; Chad y República Centroafricana, 68%; Bangladesh, 66%; Guinea, 63%; Mozambique, 56%; Malí, 55%; Burkina Faso y Sudán del Sur, 52%; y Malawi, 50%. En términos absolutos, y dada la cantidad de habitantes, India es la que tiene más matrimonios infantiles. Un caso dramático es Nepal, donde el 7 % de las niñas fueron casadas

antes de cumplir 10 años de edad en el 2013.


Aunque el matrimonio de niñas es más común en estas regiones, el resto del mundo no está libre de esta práctica. De acuerdo con la UNICEF, el 36% de las mujeres de todo el mundo entre 20 y 24 años de edad se casaron o vivían en pareja antes de cumplir los 18 años de edad.
En México y América Latina el 29% de las mujeres de esta región se casan antes de los 18 años. Según datos del INEGI, en México, una de cada cinco mujeres se casa antes de los 18 años. Y una buena parte de ellas corresponden a jóvenes que hablan lenguas indígenas de los estados de Chiapas, Guerrero y Veracruz. Un 18% de las mujeres que se casan antes de los 18 años, lo han hecho siendo niñas menores de 15 años.
En el caso de Europa y Estados Unidos, debido a la creciente presencia de comunidades de migrantes, quienes llevan ciertos tipos de costumbres, han visto incrementar sus tasas de matrimonios infantiles. La organización Unchained at last, tiene en marcha una investigación para determinar el número de matrimonios infantiles en cada estado de Estados Unidos; sólo el estado de Nueva York, registró 4.853 niños que contrajeron matrimonio entre 2000 y 2014, el 91% con un adulto y aclara su directora que no es exclusivo de las comunidades migrantes.

 La organización Girls not bride, que integra un colectivo de 150 organizaciones, expertos y socios, bien ha señalado que no existe una solución única para abolir el matrimonio infantil, sino que deben ser acciones a largo plazo, de manera sostenida para colocar a las niñas en la ruta de un mejor futuro.

Estas acciones las enmarca en cinco acciones estratégicas:

a) Empoderar a las niñas, trabajando de manera directa con ellas para desarrollar habilidades y conocimientos, entender el ejercicio de sus derechos y desarrollar redes de apoyo
b) Crear espacios seguros para implementar programas que mejoren sus habilidades para la vida, salud, financieras, conozcan amigas y mentores en ambientes informales; lo que les permitirá compartir experiencias con sus pares a fin de reducir su sensación de aislamiento y vulnerabilidad.
c) Apoyar a gente joven que se vuelvan agentes de cambio, ellos animan al diálogo entre jóvenes y líderes comunitarios
d) Movilizar familias y comunidades, mediante información y tejiendo redes de apoyo y protección para las niñas
e) Establecer leyes y políticas públicas específicas. Las leyes deben establecer edades mínimas legales para salvaguardar a los niñas y niñas de ser casados antes de que estén listos. Los gobiernos deben tener claras y precisas leyes que establezcan los 18 años como edad mínima para casarse y no permitir que el consentimiento de los padres u otras excepciones sean usadas para forzar a las niñas a casarse.
La mayoría de los países del mundo establecen en sus legislaciones la edad mínima para casarse a los 18 años. Un reciente mapeo del World Policy Analisys Center encontró que 93 países permiten el casamiento de niñas con el consentimiento de sus padres. Incluso otros sobreponen las leyes religiosas a las leyes nacionales. Irán por ejemplo permite el matrimonio de niñas de 10 años.
En México a pesar de que a finales del 2014 se aprobó la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, en la cual se establece que la edad mínima para contraer nupcias sea de 18 años, aún no se da la total adhesión de todas las entidades del país. Sólo en Baja California Sur, Jalisco, Quintana Roo, San Luis Potosí, Veracruz y Yucatán, la edad mínima para unirse en matrimonio es a los 18 años, sin excepción.
En los restantes 26 estados, incluyendo a la Ciudad de México, se considera que la edad para hacerlo es a los 18 años, pero se establecen excepciones para que las niñas puedan casarse desde los 14 años y los niños a partir de los 16 años.
El reto es grande, nos jugamos en ello la posibilidad de impulsar el bienestar y desarrollo de millones de niñas. Invertir en las niñas es invertir en sociedades más equitativas y prósperas. ¡Cambiemos la historia!

 

FUENTES:
Girls not Brides, Teoría del cambio. Disponible en: http://www.girlsnotbrides.org/wp-content/uploads/2014/12/Girls-Not-Brides-Theory-of-Change-on-Child-Marriage.pdf
INEGI. Consulta interactiva de Estadísticas de nupcialidad
UNICEF, El estado mundial de la infancia 2015: Reimaginar el futuro Disponible en: http://sowc2015.unicef.org/?lang=es
UNFPA, Marrying Too Young. End child marriage. Disponible en: http://www.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/MarryingTooYoung.pdf
World Policy Center, Protection from marriage. Disponible en: http://worldpolicycenter.org/topics/childhood/protection-from-marriage/policies

*Foto: Colección Too Young to Wed de Stephanie Sinclair

Artículos Recomendados

Videos Cambia la historia

  • Impacto de la migración en las niñas, niños y adolescentes dejados atrás
  • Cambia la historia
  • Curso de Verano 2016
  • Entrevista
  • AppleeSeed Cambhis

Infografías

infografias

Sitios de interés


global freedom network
Colectivo migraciones
 

Fundación Cambia la historia es el trabajo decidido de muchas personas que como tú se interesan por brindar oportunidades de vida. Tú aportación es valiosa.
(55) 5540-3042 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.